La actualidad de la consigna de la nacionalización de la banca

· El presidente del BBVA ganó 3,85 millones en 2003 y dispone de un fondo de pensión por valor de 29 millones de euros.

· La banca ganó 6.349 millones de euros en 2003, un 15% más que en 2002.

· Francisco González, presidente del BBVA, ganó en el 2003 un total de 3,85 millones de euros y el consejero delegado, José Ignacio Goirigolzarri, 3,08 millones. González cobra más que Emilio Botín, presidente del SCH (2,47 millones de euros en 2002) pero menos que Alfredo Sanz, vicepresidente del mismo banco (4,87 millones de euros).

Pero esto no es todo. La jubilación de estos capitanes de la banca es la mejor expresión de su parasitismo: Mientras Francisco González tiene una pensión asegurada de 28,8 millones de euros, Alfredo Sanz dispondrá para su retiro de 59 millones (sí, ¡59 millones, no nos equivocamos!), Emilio Botín de 9,4 millones, Francisco Luzón 23 millones, Matías Rodríguez Inciarte de 29,3 millones y Ana Patricia Botín 7,9 millones. Que maravilloso es ser capitalista en la sociedad capitalista. ¿A quién le puede estrañar que estos individuos no defiendan con uñas y dientes sus privilegios obscenos en medio de tantas necesidades?

A pesar de estos datos, que deberían estar siendo utilizados diariamente por parte de los dirigentes de las organizaciones sindicales y políticas de la izquierda para educar a los trabajadores sobre la auténtica naturaleza del sistema de libre empresa, Fidalgo, Méndez y muchos otros insisten en que hay que ser “razonables” y flexibilizar el cómputo de la vida laboral para determinar las pensiones. En otras palabras, después de trabajar como bestias durantes sesenta y cinco años, después de pagar religiosamente nuestras cotizaciones a la Seguridad Social, todavía tenemos que aceptar recortes en nuestras escasas pensiones, mientras los grandes banqueros y los capitalistas del país disfrutan de pensiones individuales equivalentes a lo que recibirán miles de trabajadores por toda una vida de explotación.

Estos datos no son los únicos. Las entidades financieras (bancos, cajas y cooperativas) incrementaron el año pasado un 14,6% su beneficio neto hasta los 11.324 millones de euros, la mayor cifra obtenida en su historia. De este monto, el conjunto de los bancos que operan en España lograron un beneficio neto de 6.349 millones de euros en 2003, un 15,3% más que en 2002. Beneficios espectaculares a costa de especular con nuestros ahorros, y que no se orientan a la producción ni a resolver las necesidades de la mayoría de la población. ¿Cómo se puede afirmar que no existen recursos suficientes para resolver las carencias en vivienda, educación, sanidad, equipamientos sociales y culturales? ¿Cómo es posible afirmar que los trabajadores tenemos que soportar la lacra del desempleo, de la precariedad, de los accidentes laborales, la extensión de la jornada laboral, mientras los grandes bancos se forran año tras año?

Todos estos datos muestran como sería posible llevar a cabo una política en beneficio de la mayoría aplastante de la sociedad, si la banca y los grandes monopolios estuviesen nacionalizados bajo el control democrático de los trabajadores y puestos a funcionar en el marco de una economía planificada. Ah! Pero eso es socialismo, contestarán nuestros críticos. Sí es cierto, eso es el socialismo, todo lo demás son cuentos de hadas.


banner revolucion rusa

banneringles

Teoria Marxista

enlaceClasicos

window.dataLayer = window.dataLayer || []; function gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag('js', new Date()); gtag('config', 'UA-148771171-1');