La elección de Donald Trump como nuevo presidente de los EEUU ha provocado una auténtica conmoción entre la juventud, las mujeres, los inmigrantes, la comunidad LGTBI y los trabajadores de todo el mundo. Su discurso racista, machista, homófobo y reaccionario —de ser llevado a la práctica— puede convertir la vida de millones de personas en una auténtica pesadilla: la comunidad latina, negra, musulmana, los trabajadores en general y la juventud de EEUU y el resto del mundo, sabemos muy bien que tener a este neofascista dirigiendo la potencia más importante del mundo tendrá terribles consecuencias.

¿Qué defiende Donald Trump?

El multimillonario Donald Trump es un representante cualificado de los intereses del 1%, de esa élite de privilegiados que defiende el capitalismo más salvaje y despiadado. Su política pretende devolver a la clase dominante de EEUU a sus momentos de máximo esplendor, reafirmando su poderío imperialista a escala mundial cueste lo que cueste. Y sabemos lo que eso significa: auténticas masacres de millones de inocentes en numerosos países, como hemos visto en Iraq, Afganistán o Siria, todo para salvaguardar los intereses de un puñado de multinacionales.

Si su agenda exterior es brutal, dentro de las fronteras de EEUU las consecuencias también pueden ser terribles. Trump, que ha contado en sus mítines de campaña con el apoyo del Ku Klux Klan y que ha nombrado a conocidos racistas como ministros de su gobierno, ha dejado clara su intención de deportar a millones de inmigrantes de origen latino o musulmán, y seguir utilizando la represión policial más despiadada contra la comunidad negra. Entre sus planes estrella está construir un gran muro en la frontera con México para evitar el paso de miles de inmigrantes a los EEUU, y aprobar leyes racistas que acaben con los derechos civiles. También ha anunciado medidas para recortar aún más la sanidad y la educación pública, atacar los derechos de las mujeres, proscribir el derecho al aborto, y amparar la discriminación contra la comunidad LGTBI. Por supuesto, también ha anunciado nuevas reformas laborales para aumentar el poder de los empresarios contra los trabajadores y sus sindicatos, y acabar con las prestaciones sociales que benefician a los más pobres de la sociedad, que ascienden a más de 40 millones de personas.

19, 20 y 21 de enero: jornadas de protesta internacional

La juventud y la clase trabajadora en EEUU entienden perfectamente lo que significa Trump, y la amenaza que representa sembrar el veneno de la xenofobia, el racismo y el machismo para dividir a los que sufrimos las consecuencias de sus políticas. Por eso, nada más ser elegido se encontró con una respuesta contundente: decenas de miles de personas, especialmente jóvenes, salían a las calles de Seattle, Boston, Chicago, Nueva York y muchas otras ciudades al grito de ¡No es mi presidente! ¡Abajo Trump!

Coincidiendo con la jornada de su juramento como presidente, la organización Socialist Students, promotora de las movilizaciones contra Trump, ha convocado a una huelga general estudiantil en todos los institutos de EEUU para el día 20 de enero. Los compañeros se han dirigido al Sindicato de Estudiantes en el Estado español, y al Comité en Defensa de la Enseñanza Pública (CEDEP) de México, para que también promovamos una campaña de solidaridad internacional y realicemos todo tipo de acciones en apoyo a su lucha.

Debemos recordar que en la pasada huelga del 26 de octubre contra las reválidas franquistas, miles de estudiantes en todo el mundo mostraron su solidaridad con nuestra lucha realizando concentraciones frente a las embajadas, paros y asambleas para apoyarnos. Socialist Students fue la organización estudiantil que organizó las acciones de solidaridad en EEUU.

Desde el Sindicato de Estudiantes llamamos a todos los estudiantes de Institutos y Universidades a llevar a cabo acciones de solidaridad con nuestros compañeros de EEUU, concentrándolas el jueves 19, el viernes 20 y el sábado 21 de enero. En concreto proponemos las siguientes iniciativas:

- Pegadas de carteles y pancartas en todos los institutos y facultades denunciando la política racista, homófoba y reaccionaria de Donald Trump.

- Celebración de asambleas, reuniones y paros de una hora en todos los institutos y facultades, para debatir sobre la política de Trump y aprobar resoluciones de apoyo con la huelga de nuestros compañeros y compañeras de EEUU.

- Realizar concentraciones en las facultades y en los institutos en esos días, para exhibir nuestro rechazo a Trump y nuestro apoyo a los estudiantes norteamericanos.

- Realizar fotografías de todas estas acciones —reuniones, asambleas, concentraciones…—, con los carteles de protesta bien visibles, difundirlas por las redes sociales utilizando el hashtag #AbajoTrump y enviarlas a los siguientes correos: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. y Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

- Participar activamente en las concentraciones ante la Embajada norteamericana, consulados y plazas, que se celebrarán el sábado 21 de enero coincidiendo con el juramento de Trump como presidente.

- Y por supuesto, todas las iniciativas y propuestas que se os ocurran.

¡No a las deportaciones de inmigrantes!

¡Contra el racismo y la homofobia!

¡Por los derechos de las mujeres, la juventud y la clase obrera!