Ante los hechos ocurridos el pasado 20 de Abril en la empresa Siderúrgica Lázaro Cárdenas-Las Truchas (Sicartsa), en Michoacán, donde 800 agentes de las Policías Federal Preventiva, Judicial y del Estado intentaron reventar la huelga de los trabajadores del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Similares de la República Mexicana (SNTMMSRM), dejando como resultado a 2 trabajadores muertos y más de 80 heridos; el Periódico Obrero Militante (Corriente Marxista Militante) declara:

La muerte de los trabajadores de la Siderúrgica Lázaro Cárdenas son responsabilidad directa del Gobierno de Vicente Fox, el Secretario de Gobernación, Carlos Abascal Carranza y el Secretario de Trabajo y Previsión Social, Francisco Javier Salazar Sáenz, junto a los encargados de Seguridad Nacional del Gobierno y los dueños de la Empresa, Grupo Villacero. No podría ser de otra manera, un gobierno de los empresarios sólo respalda el derecho de éstos.

Estos hechos asientan el proceso de polarización que se vive en el país desde la lucha contra el Desafuero, en Abril de 2005, y más específicamente después de los trágicos acontecimientos en la Mina Pasta de Conchos, Coahuila, donde el Gobierno Federal jugó un papel lamentable frente a las posibilidades de rescate de los 65 trabajadores sepultados en la mina. Intentando echar tierra a esta tragedia, el Gobierno Federal, lanza un ataque contra el dirigente sindical del SNTMMSRM, Napoleón Gómez Urrutia.

Esta intromisión del Gobierno Federal al querer intervenir en la vida interna del Sindicato acentuó la lucha que los trabajadores mineros vienen desarrollando desde hace dos años a favor de mejoras económicas y contra la política represiva del Gobierno.

Los acontecimientos del 20 de Abril son el seguimiento de la política que utiliza el gobierno en contra de cualquier disidencia política. Estos ataques histéricos que lanza el PAN en contra de López Obrador tienen la misma base del ataque que impulsa el gobierno contra los trabajadores al asesinarlos. No es otra cosa que defender con uñas y dientes sus intereses, es decir, el interés de los empresarios.

Frente a estos ataques la respuesta tiene que ser contundente. La dirigencia del SNTMMSRM, junto con el Frente Nacional por la Unidad y la Autonomía Sindical (FNUAS) y todo los sindicatos del país tienen que llamar a una Huelga General en contra de los ataques del Gobierno, por la unidad del movimiento obrero y a favor de un gobierno de los trabajadores.

En este momento, cualquier debilidad de los trabajadores incitará a la violencia. El hecho de que esquiroles en Zacatecas hayan golpeado a trabajadores que apoyan las huelgas mineras es un ejemplo de esto.

Los intentos mediadores por parte de algunos dirigentes sindicales son en estos momentos más que inoportunos, de lo que se trata es de agrupar fuerzas y dar una respuesta contundente, empezando por preparar un 28 de abril y un 1 de mayo bien organizados, unitarios, masivos y combativos

Hoy, más que nunca, la unidad es la única que podrá frenar la represión y abrir paso a una solución que convenga a los trabajadores. Los hechos de la retoma de Sicartsa con el apoyo de los trabajadores de Mittal Steel y su unión con la Sección 271 del Sindicato son un claro ejemplo.

La represión gubernamental muestra, en realidad, la debilidad del Gobierno y no su fortaleza. Esto lo tenemos que aprovechar los trabajadores y lanzar un llamado de lucha unificado con un Pliego Petitorio único, emanado de las diferentes demandas locales de los trabajadores.

Es fundamental la conformación de Comités de Huelga en cada uno de los centros de trabajo, elegidos de forma democrática, con una coordinación a nivel local, regional y nacional para organizar la lucha.

Sólo la creación de un partido de los trabajadores, de masas y con un programa plenamente socialista se esta convirtiendo cada día más en una necesidad imperiosa. La lucha que se esta dando teniendo como epicentro a los mineros, las movilizaciones de nuestros hermanos trabajadores migrantes y la participación en la jornada electoral de julio de este año deben servir a los trabajadores más concientes para apuntar en la dirección de construir dicha alternativa política de los trabajadores.

Este 28 de abril solamente tiene que ser el comienzo de un movimiento obrero nacional organizado que de la pauta para una lucha sin cuartel en contra del Gobierno de Federal.

Nuestras consignas este 1º de Mayo son muy claras:

a) En contra de la represión la movilización unificada del movimiento obrero.

b) La independencia Sindical solo puede ser válida a través de la democracia al interno de los Sindicatos.

c) Por la conformación de Comités de Trabajadores en todos los centros de trabajo para coordinar la lucha.

d) Por una Huelga General que derroque al gobierno. Por un gobierno de los trabajadores.

Viva la lucha de los mineros

Por un 1 de mayo combativo y proletario

Abajo el gobierno asesino de Vicente Fox