En la lógica del capitalismo lo único que importa es la máxima ganancia, cargando sobre las espaldas de los trabajadores el costo de los beneficios de los grandes empresarios y también sobre explotando los recursos naturales del planeta.

En este sistema al empresario (burgués) no le importa nada con tal de no perder su índice de beneficios y para esto utiliza muchos recursos; ahora se ha convertido en un negocio jugoso el "cuidado" del medio de ambiente, y tenemos el ejemplo claro con las Organizaciones No Gubernamentales (ONG), las cuales con la bandera de la sociedad civil desvían la atención del problema fundamental: el sistema putrefacto del capitalismo; proclamando que toda la sociedad sin importar la clase a la que pertenezcan (por que según ellos las clases sociales no existen), deben unirse en contra de los problemas que aquejan a la sociedad, entre ellos el del deterioro del medio ambiente causado por los "malos empresarios".

Es así como comienzan a funcionar organizaciones imperiales como el Club de las Islas que es un grupo que reúne a las familias reales de Europa bajo la dirección de la Casa de Windsor y que tienen conexiones con gigantescas empresas como las Industrias Químicas Imperial (ICI siglas en inglés), Unilever, Río Tinto Zinc, Royal Dutch, Shell, Dupont, así como con ONG"s ambientalistas.

La realeza ambiental

La mayoría de las organizaciones ambientalistas han sido creadas por la nobleza europea, principalmente británica como las siguientes:

· La Real Sociedad Geográfica fundada en 1830 la cual patrocinó importantes expediciones coloniales a África.

· La World Wild life Found (WWF) fundada por el Príncipe Felipe de Grecia y Dinamarca, duque de Edimburgo, consorte de la Reina Isabel II. Organización que se convirtió en una poderosa arma geopolítica del imperio británico y sus agencias de servicio secreto para llevar adelante su política de neo-colonialismo en África, por ejemplo, estableciendo supuestos parques nacionales en África que en realidad son bases de operación de movimientos guerrilleros (ultra derechistas) cuya misión es mantener el régimen colonial y el dominio del imperio británico de las regiones africanas. (lo cual, obviamente va relacionado con el dominio de los mercados y con la explotación de los recursos naturales de esos lugares).

· Centro Mundial de Recursos (CWI) fundado en 1982 con financiamiento del fondo Rockefeller Hermanos y la Fundación Mac Arthur.

· Green Peace fundado en 1971, siendo director Lord Peter Melchett heredero de la fortuna de las Industrias Químicas Imperial (ICI).

Todas estas organizaciones y otras más eco terroristas como Earth First, el Frente de Liberación Animal, Lynx (lince), Sea Shepherd son parte del gran teatro imperial británico y de otros grandes monopolios, lo cual les ha permitido controlar el comercio y tráfico "legal e ilegal" de los recursos naturales de las regiones de África y América Latina principalmente.

La "Protección de la naturaleza" se ha vuelto un negocio jugoso para los burgueses

Un ejemplo del papel de estas organizaciones está en 1963, año en el cual el WWF organizó la eliminación de 2500 elefantes y 4000 hipopótamos en los parques naturales de Uganda, especies que supuestamente tenían que proteger. ¿sto fue un error?, obviamente no,ya que de estos animales se saca el marfil (en los elefantes de sus colmillos y en los hipopótamos de sus dientes), material de gran valor comercial del cual está prohibido su tráfico. Además de esto el WWF entregó una medalla al mercenario rodhesiano Clem Coetze por supervisar un programa que eliminó 40 mil elefantes.

El caso de Green Peace es un claro ejemplo del negocio que se ha vuelto el "cuidado al ambiente". El ex director general de la organización David Mc Taggart se hizo dueño de una inmensa fortuna pidiendo donaciones para "salvar a las ballenas", aunque no es lo único a lo que se dedicaba esta persona, también fue contrabandista de relojes suizos y estafador inmobiliario en E.U.A.

El caso de la crisis financiera que se desencadenó en las oficinas de Green Peace en E.U.A es muy ilustrativo, ahí las pérdidas fueron de más de 2,6 millones de dólares que desembocaron en el cierre de 10 oficinas y el despido de 335 de los 400 funcionarios con los que contaban.

Green Peace está acercando su política a los empresarios para recibir subsidio de ellos. Horacio Brum (de la oficina del cono sur con cede en Santiago) señala "no todos los empresarios son malos, muchos han cambiado y potencialmente, pueden ser aliados nuestros contra aquellos que sí dañan el medio ambiente".

El ex presidente de Green Peace Noruega Bjorn Oekern declara: "nada del dinero recaudado por Green Peace fue usado para la protección del ambiente, se trata de una organización eco-fascista". El jefe de contadores de Green Peace Franz Kotte declaró que Green Peace tiene cuentas secretas en Suiza en las cuales sus dirigentes depositaron más de 20 millones de dólares desviados de las campañas "salven a las ballenas y a las selvas lluviosas".

El caso de Green Peace en México está enfocado a la forma de recaudación de sus recursos en la cual mediante la subcontratación por medio de agencias de empleo dan trabajo, principalmente a jóvenes estudiantes sin respetar sus derechos laborales, inclusive haciendo que firmen su renuncia al momento de contratarse, despidiéndolos injustificada e ilegalmente en cualquier momento sin pagar ninguna de las prestaciones que corresponden a los trabajadores por ley.

Estos son algunos de los ejemplos del papel que juegan estas ONG´s que por un lado proclaman un fin de protección a la naturaleza y por el otro está su verdadera cara que es la de desviar la atención del problema fundamental colaborando así con los empresarios (burguesía).
A la burguesía no le interesa el ambiente y sólo usa la bandera de protección a la naturaleza cuando sirve a sus intereses y le crea grandes ganancias.

El problema tanto del ambiente y su sobreexplotación como de la opresión y explotación a los trabajadores no tiene su solución en éste sistema, los trabajadores debemos unirnos y luchar por tener el control de las fábricas y crear una economía planificada con la cual se tenga un mayor y mejor aprovechamiento de los recursos naturales.