Por tercera vez consecutiva la Fundación Federico Engels (FFE) ha participado en la Feria Internacional del Libro de La Habana y una vez más hemos podido constatar el enorme interés del pueblo cubano por los libros y la lectura. Desde primeras horas de la mañana miles de personas, familias enteras, hacen larguísimas colas para poder entrar en el recinto de la Feria, en el complejo histórico-cultural de La Cabaña. La Feria del Libro es sin duda uno de los principales eventos culturales y políticos anuales que se produce en la Isla. El alto grado cultural del pueblo cubano es una de las más llamativas y perceptibles conquistas de la revolución.
También en esta ocasión las publicaciones de la Fundación han sido recibidas con grandísimo interés, superándose el éxito alcanzado en las dos ocasiones anteriores. Los libros del revolucionario ruso León Trotsky han vuelto a ser el gran atractivo de nuestro stand, el único que ofrece una selección amplia de sus escritos en la Feria, pero también los libros del marxista británico Alan Woods, los documentos de actualidad y los libros de Marx, Lenin, Engels, Rosa Luxemburgo y otros autores clásicos de la teoría marxista.
Nuestro stand fue un punto de referencia de muchos jóvenes y veteranos comunistas, intelectuales, profesores, estudiantes de Cuba y de todos los países de América Latina para encontrar literatura marxista, para charlar y discutir.

Actos de presentación
de libros

De hecho, otra actividad importante de la Fundación han sido las presentaciones de libros. En total realizamos tres charlas. En la primera, el viernes 9, presentamos dos obras de la revolucionaria polaca Rosa Luxemburgo, Reforma o revolución y La crisis de la socialdemocracia. Jordi Martorell, en nombre de la Fundación, resaltó la importancia de que estas obras se presentaran por primera vez en la isla y manifestó el interés de la FFE en asegurar que las mismas se publiquen en breve en ediciones cubanas. Reforma o revolución añadió Jordi, es una obra extremadamente actual, ya que los argumentos de los reformistas de hoy son los mismos argumentos usados por Bernstein hace más de cien años a los que Rosa Luxemburgo ya respondió demoledoramente en su momento. El reformismo de Bernstein y la dirección de la socialdemocracia alemana fue lo que les llevó a apoyar al imperialismo en la primera guerra mundial, algo que denuncia de manera implacable Rosa en su obra La crisis de la socialdemocracia. El libro incluye un apéndice, también de gran actualidad, en el que Rosa explica cómo la única manera de combatir la guerra imperialista es la lucha de clases, desenmascarando específicamente cualquier ilusión en el papel de organismos supranacionales y acuerdos entre países para garantizar la paz.
La segunda presentación, a cargo de Jordi Rosich, se realizó el domingo 11, y en la misma se presentaron tres obras sobre la teoría marxista del Estado: El 18 Brumario de Luis Bonaparte y La Guerra Civil en Francia de Marx y El Estado y la revolución de Lenin. Se explicó como la experiencia de la revolución bolivariana en Venezuela demuestra de nuevo lo que ya Marx había explicado, no es posible realizar una revolución basándose en el viejo aparato del Estado burgués.
Lenin, basándose en los estudios de Marx y Engels sobre la Comuna de París, esbozó las principales características que debe tener el estado obrero que se establecerá tras la toma del poder, incluyendo la elección y revocabilidad de todos los cargos públicos, la participación de toda la población en las tareas de la administración del Estado y de la economía, la no existencia de un ejército separado de la sociedad sino del pueblo en armas, y que los cargos públicos no reciban un salario superior al de un trabajador cualificado. Estas condiciones, dijo Jordi, son la única garantía para evitar el surgimiento de una burocracia en una economía planificada. En el debate posterior participaron entre otros la comunista cubana Celia Hart, que resaltó la oportunidad de las presentaciones de la Fundación Federico Engels, y destacó el 18 Brumario como modelo de cómo analizar la historia.

Repercusión en los medios de comunicación

La presencia de la Fundación en la Feria tuvo también una señalada repercusión en los medios cubanos. La Jiribilla, una conocida revista de carácter cultural, publicó en su web una entrevista a un compañero de la Fundación en la que pudo explicar nuestra actividad y algunas ideas importantes que estamos defendiendo. Granma y Prensa Latina entre los medios cubanos y la Agencia Bolivariana de Noticias de Venezuela también hicieron eco de nuestra presencia en la Feria, haciendo énfasis en el acto de presentación más esperado, en el que Alan Woods presentó su libro Bolchevismo, el camino a la revolución.
Estos son algunos extractos de Granma: "Woods destacó que después de la caída de la URSS, la reacción determinó la muerte del socialismo, el comunismo y el marxismo y la apertura de una etapa de paz y prosperidad, cuestión ampliamente refutada por la realidad".
"De aquellas ilusiones burguesas hoy no queda piedra sobre piedra, subrayó, y añadió que aun continúa la feroz campaña de mentiras contra el marxismo, cuyas ideas están tan vigentes como en su nacimiento y son imprescindibles para las generaciones que hoy quieren cambiar al mundo (...)".
"Precisó que el título del libro es para el presente y para el futuro y aclaró que el Partido Bochevique, conductor de la Revolución rusa, fue muy democrático, vivo y apegado a la clase obrera y no el monstruo de totalitarismo que la burguesía quiere presentar".
Prensa Latina, aparte de divulgar los actos que teníamos previsto realizar en la Feria señaló que la Fundación Federico Engels "también logró hacer llegar sus libros a las cárceles estadounidenses donde están confinados injustamente los cinco antiterroristas cubanos Gerardo Hernández, René González, Fernando González, Ramón Labañino y Antonio Guerrero".
La Agencia Bolivariana de Noticias (ABN) destacó declaraciones de Alan Woods relacionadas con la revolución venezolana: "Veo muy positivos los anuncios del presidente Chávez al nacionalizar las empresas estratégicas para el país, lo cual es un paso muy importante hacia la consolidación de un auténtico sistema socialista en Venezuela', dijo al referirse a la nacionalización de las empresas eléctricas y la telefónica Cantv.
"Sin embargo, explicó que aún queda mucho por andar. ‘Tenemos más camino que recorrer, no creo que los enemigos de la revolución, de afuera y de adentro, estén descansando. La necesidad de expropiar la tierra, la banca y las grandes industrias para el control de la clase trabajadora constituyen pasos necesarios para la consolidación del socialismo', agregó.
"Expresó que el socialismo", continúa el informe de la ABN, "pasa necesariamente por la liquidación del poder económico de la oligarquía, sin eso no puede hablarse de un socialismo para las masas.
"El socialismo debe ser una auténtica democracia, no la caricatura de la democracia formal de Estados Unidos y de Inglaterra, sino una democracia que reside en el control del pueblo a través de los recursos", añadió.
"Sobre la integración en Latinoamérica, expresó: ‘Como Bolívar, creo que es necesaria la unidad de América Latina. Él también creía que la revolución era necesaria' (...).
"No obstante, consideró que la auténtica integración en América Latina sólo se puede lograr a través del derrocamiento de las oligarquías que han dividido el continente, ‘al que han hecho presa y víctima del imperialismo norteamericano".
Posteriormente a la Feria Alan Woods participó en dos actos organizados en la Universidad de Oriente, en Santiago de Cuba; uno sobre la revolución venezolana y otro presentando el mencionado libro sobre el Partido Bolchevique.

Premio a Martínez Heredia

La Feria del Libro de este año también ha sido el marco en el que se ha entregado el Premio Nacional de Ciencias Sociales a Fernando Martínez Heredia. Martínez Heredia fue en los años 60 director de la Revista Pensamiento Crítico y de la Facultad de Filosofía de la Universidad de La Habana, un auténtico hervidero de ideas en el que se analizó el marxismo de forma creativa y crítica, discutiendo las ideas de muchos autores calumniados por el estalinismo. En el año 1971 se cerró la revista y la propia Facultad de Filosofía. Era el inicio de lo que se llamó el "quinquenio gris" de censura estalinista en las artes, la cultura y el pensamiento, como resultado del mayor peso de la ayuda soviética para la economía cubana. El reconocimiento a la labor de Martínez Heredia se produce a pocas semanas de la polémica que ha recorrido el mundo intelectual cubano a raíz de la aparición en la televisión de destacados censores del "quinquenio gris" y la reacción en contra de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba.
En el transcurso de la Feria pudimos entregar a Ricardo Alarcón, presidente del Asamblea Nacional del Poder Popular, y responsable de la campaña por la libertad de los Cinco Héroes presos en EEUU, el apoyo de Fundación a la campaña y una relación de las actividades que hemos realizado en el último año.
Por concluir, pensamos que el interés que hay en Cuba por la teoría marxista, particularmente por descubrir los planteamientos de Trotsky, así como por conocer la experiencia real y viva de la revolución venezolana, no son ninguna casualidad. Las claves para el futuro de la revolución cubana están precisamente en la comprensión de los clásicos del marxismo -donde se condensan las grandes experiencias revolucionarias del pasado, de las que se pueden sacar las principales lecciones para combatir el peligro de la contrarrevolución, tanto externa como interna-y en la revolución socialista internacional.


banner revolucion rusa

banneringles

Teoria Marxista

enlaceClasicos

window.dataLayer = window.dataLayer || []; function gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag('js', new Date()); gtag('config', 'UA-148771171-1');