Hay tantos temas en ruta de colisión, que a Los Pinos le parece el mejor momento para acelerar el proceso de desafuero de Andrés Manuel López Obrador. Según los cálculos que hacen los genios de las cabañas presidenciales (y las genias, diría un bigotito neohablante), el escándalo que provocara la ejecución política del perredista tabasqueño podría diluirse o cuando menos amortiguarse entre los múltiples estallidos previsibles que anuncia la agenda de la catástrofe colectiva en curso. (Periodico La Jornada 03/02/05)

Antecedentes

Muchos son los hilos que unen los pueblos de Venezuela y México, desde una cultura similar, pasando por su atraso económico producto del saqueo de los países y organismos imperialistas, como por su capacidad petrolera que interesa sobremanera al imperialismo norteamericano. De igual manera muchas de las luchas contemporáneas de nuestros pueblos coinciden en la manera y las formas en las que se han tenido que ir enfrentando desde la época de finales de los 80s. Por poner algunos ejemplos cuando el pueblo venezolano bajaba de los cerros principalmente en Caracas en febrero del 89 y se enfrentaba la brutal represión del estado, el pueblo mexicano luchaba contra el fraude electoral de 1988 en el que el PRI (Partido Revolucionario Institucional) arrebataba con un histórico fraude el triunfo al Frente Democrático encabezado por Cuauhtemoc Cárdenas. Gracias a ello se forma en 1989 el PRD (Partido de la Revolución Democrática) como una herramienta de lucha de los explotados y oprimidos mexicanos.

En el año 92 vimos un acontecimiento importantísimo para el futuro curso de los acontecimientos en Venezuela: el golpe de estado de oficiales progresistas del ejército liderados por Hugo Rafael Chávez Frías contra el gobierno de Carlos Andrés Pérez. Finalmente este golpe no pudo consumarse y los militares que lo dirigieron fueron encarcelados, sin embargo se había sembrado la semilla y despuntado un líder de este proceso: el comandante Hugo Chávez Frías. Posteriormente de la movilización popular y de la fuerte presión, los militares salen libres de la cárcel años después y preparan las trincheras para las futuras batallas. En México de igual manera el día 1 del año 94 surge en escena el EZLN (Ejercito Zapatista de Liberación Nacional) como una expresión a las condiciones de miseria y pobreza que han enfrentado los oprimidos y explotados en las zonas mas atrasadas del sureste mexicano.

En el año 98 la voluntad de cambio se expresa llevando al poder con un apoyo masivo al comandante Chávez y terminando con mas de 40 años de “democracia representativa” y un régimen bipartidista en el poder. En México, en el año 2000, se termina de igual manera con más de 70 años de un partido en el poder el PRI, pero -a diferencia de Venezuela- la falta de una política auténticamente de izquierdas por parte del PRD lleva al poder a otro partido representante de los intereses de la burguesía: el PAN (Partido Acción Nacional), con Vicente Fox a la cabeza. De igual manera en México y Venezuela el control del movimiento obrero había sido controlado por la dirigencia propatronal de la CTV en Venezuela y la CTM (Confederación de Trabajadores Mexicanos) en México, lo que había imposibilitado una lucha férrea e independiente por parte del movimiento obrero. Por ultimo y de igual manera importante es el hecho que detrás de los ataques a Chávez y a López Obrador se encuentra en mayor o menor medida los oscuros intereses del imperialismo norteamericano.

El Gobierno de Fox

Desde la llegada del actual presidente, los marxistas explicábamos que las ilusiones de sectores de la población en que se pudieran resolver los problemas mas acuciantes pronto se desvanecerían ya que, como tal, el de Vicente Fox era un gobierno que fue colocado por la burguesía para evitar que un nuevo triunfo del PRI provocara estallidos sociales. Debido a ello Fox tenía que gobernar a favor de la clase dominante. La demagogia y las promesas de campaña (como resolver el conflicto con el EZLN en 15 minutos) pronto cayeron como un castillo de naipes, ya que tan solo el primer año la economía mexicana sufrió un fuerte revés producto de la crisis norteamericana que azotaba en esos momentos, y que a la fecha sigue sin superarse del todo.

En México tenemos un refrán que dice que si EU se enferma de un resfriado a México le da una severa pulmonía. ¡He ahí las ventajas de los Tratados de Libre Comercio con las potencias imperialistas! El mecanismo que se intentó para resolver los problemas económicos es la clásica formula capitalista de cargarla sobre las espaldas de la clase trabajadora. Sin embargo, el presidente no contaba con el rápido desgaste de su administración ante los ojos de las masas y la movilización popular que le impidió en varias ocasiones llevar adelante sus pretendidas reformas estructurales. Tan solo a dos años de gobierno ya había tenido que enfrentar movilizaciones de masas y la insurrección de los campesinos de San Salvador Atenco que se oponían a la expropiación de sus tierras para la construcción de un aeropuerto nuevo (uno de los proyectos mas destacados) bajo el lema de “Tierras si, aviones no”.

Desde su llegada y más aun después de mostrar su verdadera cara de empresario de la Coca Cola, ha preparado el camino de manera indirecta para la unificación del movimiento obrero y campesino en grados aun incipientes pero sin duda importantes. De igual manera la debilidad del gobierno es evidente en la que sus principales propuestas han sido frenadas aun sin que los trabajadores hayan usado su herramienta de lucha mas importante, la Huelga General. Si lleváramos un marcador de las carreras -como en el béisbol- a favor del movimiento obrero y campesino y las de Vicente Fox, este ultimo solo podría marcar una importante en la contienda con el movimiento obrero: la aprobación a las modificaciones de la ley del seguro social para poder atacar las pensiones y jubilaciones de los trabajadores de la salud en México.

Pero, sin lugar a dudas, esta lucha reactivó la conciencia de sectores importantes de trabajadores a la lucha política ya que los trabajadores de la salud no solo luchaban contra la modificación de su régimen de jubilaciones y pensiones sino contra los partidos de la burguesía el PRI y el PAN contra el parlamento y la presidencia, contra sus dirigentes sindicales traidores y en contra del desafuero del jefe de gobierno de la capital Andrés Manuel López Obrador (AMLO). En particular el movimiento obrero ha comenzado a entrar en escena sobre todo por medio de la UNT (Unión Nacional de Trabajadores), el SME (Sindicato Mexicano de Electricistas) y el SNTSS (Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social) los cuales son los sindicatos que han protagonizado las luchas mas importantes del movimiento obrero en México en las ultimas fechas, con movilizaciones de mas de 250 mil trabajadores en las calles tan solo en el mes de agosto y septiembre del 2004.


El PRD

Como hemos explicado siempre, la política reformista hoy en día no tiene nada que ofrecer a las masas ya que la actual situación internacional y la política económica imperante son todo lo contrario a reformas a favor de los trabajadores. Esta es una lección tanto para el PRD en México como para los partidos reformistas a nivel internacional y que siguen manteniendo a las masas en la lucha dentro del marco del capitalismo. La anterior dirigencia del PRD, después de los escándalos de la anterior presidenta (Rosario Robles) - implicada en actos de corrupción-, que sacudieron el pasado año al partido y personas del gobierno del DF, le dio más argumentos a la derecha panista y priista para atacar al jefe de gobierno de la capital: Andrés Manuel López Obrador (AMLO). Dijeron que si uno de sus colaboradores cercanos era corrupto seguramente lo sería también el jefe de gobierno.

Esta es una lección de la cual aprender también aquí en Venezuela: en la cual cada vez son más fuertes las críticas y las denuncias de que personas en el poder están inmiscuidos en casos similares. Como tal los marxistas defendemos en Venezuela y en México a ambos gobiernos de los ataques de la derecha sin embargo haríamos un flaco favor a la causa revolucionaria al ocultar estos casos y al no combatirlos. Defendemos el control de la base sobre sus dirigentes y representantes, la entrega de informes y las cuentas de los libros de administración abiertos para el análisis de las bases, la destitución de cualquier persona que haya traicionado los intereses de la base y el programa por el cual haya sido votado, y subrayamos también que los ingresos exorbitantemente elevados que reciben muchos cargos públicos pueden provocar que estos dirigentes se vayan alejando paulatinamente de las condiciones de vida de la masas. Como tal, no es difícil que muchas de las personas -aun las mas honestas- se vean tentadas a enriquecerse a costa del gasto publico o por medio de corrupción en obras y proyectos de gobierno, como el caso de la ciudad de México, por ello decimos representante obrero o popular electo no debe recibir mas del salario de un obrero calificado.

A pesar de estos actos y la política reformista del PRD las masas siguen viendo al PRD como una herramienta de lucha para la defensa de sus intereses y la conquista del poder político. Sin embargo, también la actual dirigencia ha sido un obstáculo para poder avanzar la lucha de las masas, en gran medida es la culpable de que en la actualidad el régimen de Fox no haya sido derrotado del todo. A pesar de esto hemos visto la movilización de masas más grande en muchos años del PRD el pasado 29 de agosto del 2004. En ella, alrededor de 500 mil personas -tan solo en la capital- salieron a las calles a mostrar su rechazo al desafuero de AMLO y la política de ataques de Vicente Fox.

Sin embargo y de manera similar con lo que ocurre en Venezuela los candidatos a gobernadores y puestos de elección popular no son otorgados desde el mandato de la base del partido y del movimiento sino que muchas veces los candidatos son elegidos mediante arreglos en la cúpula sin que las masas puedan saber realmente su programa y sus propuestas. Pero las comparaciones tienen un limite, ya que aunque aquí en Venezuela muchos candidatos han sido elegidos a dedazo las masas les han votado a pesar de no estar de acuerdo para “dar poder a Chávez” o como se dice para “que el país se vista de rojo”, sin embargo en México la elección de los candidatos desde arriba así como el giro a la derecha en sus propuestas le han costado al PRD la perdida de las elecciones a la gobernaciones en la mayoría de los estados donde se ha contendido, lo que ha provocado que el PRI recupere posiciones. A pesar de ello las masas utilizaran el partido en las batallas que se avecinan muy a pesar de su descontento con las políticas de la dirigencia actual y es tarea de los marxistas estar ahí en el momento en el que las masas luchen y cobren la factura a sus dirigentes reformistas y corruptos y recobren el PRD para la lucha socialista.


AMLO y la carrera presidencial al 2006

En el contexto actual de la política de ataques de Fox y la crisis de la economía mexicana hacen que las políticas de López Obrador, jefe de gobierno de la Ciudad de México por parte del PRD, sean como una gota de agua en el desierto. Su ayuda a los ancianos, (apoyos económicos mensuales de aprox. 60 dólares, el transporte gratuito, y la construcción de casas de la tercera edad) así como su ayuda a las madres solteras, los subsidios a la leche que reparte el estado y la construcción de la UCM (Universidad de la Ciudad de México) así como las 9 escuelas preparatorias (bachillerato) del Distrito Federal, junto con la construcción de algunas obras viales y de infraestructura en la capital - como el segundo piso del periférico (una de las vialidades mas importantes de la ciudad)- le han generado una amplia simpatía a nivel nacional. Uno de sus lemas de campaña era “primero los pobres” y a los ojos de las masas esto se ha ido cumpliendo paulatinamente. Como tal esto le ha colocado en la mira a nivel nacional e internacional sobre la tan adelantada carrera electoral en México.

Una encuesta del diario Reforma le colocaba, en agosto del 2004 en pleno apogeo de los escándalos de corrupción, a la cabeza de las preferencias electorales con un 53% seguido del actual secretario de gobernación y militante del derechista PAN (Partido Acción Nacional) con un 36%, una amplia ventaja . A pesar de que aun los partidos no han fijado quien será su candidato para las elecciones, es obvio que las diferentes clases ya están buscando los personajes que los representen en las futuras elecciones. De igual manera ya han comenzado las disputas a lo interno de los partidos entre los diferentes grupos. En el caso del PRD existen hoy en día dos candidatos fuertes de cara al 2006: Andrés Manuel López Obrador y Cuauhtemoc Cárdenas, este ultimo fundador del partido y considerado el líder moral. Cada uno por su parte ya ha comenzado de alguna manera su campaña interna para poder ganar las elecciones internas del partido.

En el caso de AMLO su gestión ha sido constante blanco de ataques por parte del gobierno el PRI y el PAN, los cuales desde el 2002 han comenzado a querer boicotear las políticas que le han dado popularidad, ya sea por la vía del desprestigio o bien con el recorte del presupuesto destinado a la administración del Distrito Federal con el objetivo de terminar asfixiando en materia presupuestal los proyectos sociales o bien desgastando al gobernante, sin embargo al ver que tales ataques han sido insuficientes recurren a argucias legales para intentar quitarle el fuero constitucional (algo así como la inmunidad diplomática) y llevarlo a juicio por haber construido un puente para facilitar el acceso a un hospital en supuesta propiedad privada. En fechas recientes este tema ha acaparado la atención pública en México ya que de consumarse tal acto seria en fechas de marzo o abril del presente año en la que su caso sea llevado a la Cámara de Diputados para retirarle el fuero constitucional. La respuesta no se ha hecho esperar y el jefe de gobierno ya ha convocado a manifestaciones pacificas como medio de defensa, el día en que su caso sea llevado a la Cámara. No olvidemos que la pasada marcha cuando se convocó a una manifestación por ese caso fue el pasado 29 de agosto del 2004 en la que las palabras eran amenazas aun lejanas y que logro reunir a mas de 500 mil personas como comentábamos líneas arriba.

Perspectivas

Adelantar un juicio en la complicada situación política del país se torna un tanto difícil, ya que ninguno de los dos bandos tiene asegurado una victoria; el curso de los acontecimientos en gran medida dependerá de la política aplicada por el PRD para frenar a Fox, quien intenta a su vez frenar a lo que su partido -el PAN- denomina “una copia mala de Chavez” y un “populista irresponsable”. Como tal, no es descartable que el PRI -obedeciendo a sus más fieles tradiciones oportunistas- intente por medio de la amenaza de desafuero chantajear al PRD y AMLO para moderar su política y echar atrás las mínimas reformas progresistas que hoy día se aplican en la ciudad de México. De igual manera, para poder negociar un cese a las denuncias de corrupción, desvíos, narcotráfico y malos manejos que se han descubierto (y que faltan por venir mas), en los que altos funcionarios del PRI han sido las cabezas principales. Pero, como sabemos, esta vía solo llevaría a una nueva capitulación de la izquierda, a fin de cuentas el mismo AMLO lo ha dicho: “yo no tengo nada que negociar con el PRI” y “a mi me eligió el pueblo y solo el me puede quitar”.

El futuro del político perredista, así como la futura sucesión presidencial, augura nuevas batallas de la clase trabajadora mexicana en la cual las elecciones muy probablemente no se decidan en las urnas sino en las calles. El diario anticastrista The New Herald señala, en su edición del 14 de noviembre del 2004, “A lo largo de la entrevista, López Obrador se presentó como un modelo de moderación y responsabilidad económica. Por momentos, me pareció estar entrevistando a una cruza entre Ronald Reagan y Mahatma Gandhi, con una porción de Lula.” Mas adelante el mismo diario señala “Mi conclusión: No sé si López Obrador sería un Chávez, o un Lula, o un Lagos. Pero creo que a pesar de su larga lista de errores garrafales en política exterior, el gobierno del presidente Bush merece crédito por la posición que ha tomado frente a la posibilidad de
triunfos de la izquierda en México y Brasil.

Es cierto que la neutralidad positiva de Estados Unidos no dio buenos resultados en Venezuela, donde le salió un Frankestein. Pero ayudó a convencer a Lula de moverse hacia el centro en Brasil, y podría tener el mismo efecto en México si López Obrador llegara a vencer sus líos legales y ganar la presidencia. El gobierno de Bush tomó un riesgo que valía la pena ser tomado, aunque más no sea porque lo contrario hubiera sido contraproducente.” Sin duda alguna las palabras de este “objetivo periodista” demuestran la necesidad que tiene el imperialismo a no correr nuevos riesgos de tener que enfrentarse a nuevos “Frankestein”, sobre todo con el vecino mas cercano en la frontera sur, y en la cual la explosividad del proletariado mexicano y la recientes luchas son una muestra de que la presión desde abajo podría orillar a un gobierno del PRD a ir mas allá de lo que quisieran los dirigentes. Otro temor del imperialismo seria que las luchas del pueblo mexicano puedan contagiar a los conacionales que se encuentran en los EU (tan solo la pequeña cantidad de aproximadamente 25 millones entre residentes e inmigrantes) y estos a su vez a toda la clase trabajadora estadounidense. Por ello la política del PRD, y de AMLO a la cabeza, hoy mas que nunca de querer triunfar en las elecciones y no capitular ante el imperialismo con sus aliados) el presidente Fox, el PRI, el PAN y la burguesía mexicana) debe ser de una lucha decidida contra los capitalistas mexicanos y las grandes multinacionales, contra el imperialismo y la guerra y contra el capitalismo y la explotación. Esto significa un PRD con un programa socialista. El sueño de Bolívar y el proyecto del presidente Chávez sólo serán posibles y tendrán bases materiales bajo una Federación Socialista de América Latina y el Caribe.

¡Otro mundo es posible con el socialismo!

window.dataLayer = window.dataLayer || []; function gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag('js', new Date()); gtag('config', 'UA-148771171-1');