La lucha contra el fraude electoral ha llegado a dimensiones poco esperadas, los dueños del dinero están interesados que a toda costa el candidato de la derecha pueda estar en el gobierno.
Desde hace más de dos años esta campaña de histeria ha tenido la intención de impedir el paso a un candidato que refleja las aspiraciones de las masas más pobres.
Todo el mundo recuerda el intento de desafuero. Ridículo argumento el que utilizaron para querer retirarle los derechos políticos a AMLO. Los linchamientos en Tlahuac, disminución de presupuesto para el gasto del gobierno del DF, intentos de relacionar a AMLO con la corrupción, etc.
Todos estos acontecimientos no son casos aislados, es una política muy clara de la derecha junto al gobierno de Fox y la burguesía nacional e internacional para impedir que en nuestro país pueda pasar lo que ha pasado en algunos países de América Latina.

En Venezuela, los trabajadores ejercieron tal presión al presidente Chávez que este ha tenido que ir cediendo de forma paulatina a las necesidades de los trabajadores, en las ultimas declaraciones del presidente Chávez, se muestra claramente las aspiraciones de los trabajadores y sus demandas, como él menciona la única alternativa a este sistema de opresión es el socialismo.

Estos acontecimientos han puesto en entredicho el poder de los grandes monopolios del imperialismo norteamericano y ahora luchan por acabar con el gobierno de Chávez. Esta experiencia para el imperialismo norteamericano y todas las burguesía nacionales no pasan desapercibidas. En Perú el imperialismo norteamericano junto a las burguesía local pusieron en movimiento un sin fin de recursos económicos para impedir que Humala (candidato a la presidencia de Perú) no llegara al gobierno ya que este también sería propensos a las presiones de los trabajadores.

Es claro que el imperialismo norteamericano no está dispuesto a que, en su patio trasero, pueda desarrollarse un proceso en donde los trabajadores puedan luchar por un mejor nivel de vida. Ellos junto a los grandes millonarios del país están detrás de la campaña de polarización, de desprestigio y de intimidación. Son los que ahora reprimen a los trabajadores de la educación en Oaxaca y serán los que mañana mandaran a la policía a la calle contra nuestro movimiento.

Para los poderosos la democracia sirve, siempre y cuando, les garantice el que nadie toque sus fuentes de explotación y perpetué el regimenté explotación, estamos viendo como ahora ellos mismos "los grandes luchadores por la democracia" no quieren respetar las decisiones del pueblo. Están dispuestos de ir hasta el final para imponer un presidente que lo único que haría es atacar al movimiento obrero, estudiantil y popular para después implementar todas las reformas estructurales, las cuales significaría mas miseria para el pueblo trabajador.
Frente a este panorama nosotros los trabajadores, jóvenes, campesinos y amas de casa que nos agrupamos en torno al periódico obrero Militante y que conformamos la Tendencia Marxista Militante creemos que las medidas que se deberían de tomar para luchar por una verdadera democracia están íntimamente ligadas a la lucha por acabar con la miseria y explotación de los mas de 70 millones de mexicanos que vivimos por debajo de la línea de pobreza. Quiere decir esto que la única forma por la que podamos mejorar nuestras condiciones de vida está ligada a la lucha por el socialismo.

Para que esto pueda suceder creemos que hoy la única forma de lucha que nos puede dar la victoria es la huelga general, la argumentación que se pueda dar en contra de esta son simples vanalidades que nosotros tenemos que combatir.

Es lógico que los empresarios y una parte de la burocracia esté en contra de la huelga general, porque afectaríamos sus jugosos beneficios, sin embargo lo que si podríamos hacer es que con esta medida el gobierno junto a la burguesía se traguen su fraude.

Al mismo tiempo una huelga general afinaría la organización de los trabajadores, el plantón en el Zócalo, los comités de barrios, los comités de lucha y los sindicatos se tendrían que trasformar en comités de huelga, organizar la discusión a todos los niveles de este método de lucha y tomar todas las medidas organizativas para que esta huelga triunfe.

Así veríamos no nada mas como la burguesía y la derecha retrocede humillantemente, sino también veríamos que nosotros los trabajadores somos los que tenemos en nuestras manos las palancas de la sociedad, que sí nosotros queremos no se mueve una rueda, ni se prende un foco. Colocaría a los trabajadores en la primera línea de fuego no para esperar que una burocracia o el gobierno corrompido les resuelvan sus problemas, sino que todo el pueblo tendría que intervenir para resolver sus problemas, para que esto pueda ser de una forma ordenada se hace necesario que todos los comités de huelga tengan una coordinación central que estaría conformada con un representante de cada centro de trabajo, cada escuela, cada barrio, etc. Esta seria la base de la Convención Nacional Democrática Revolucionaria a la que AMLO se ha referido.

Sólo con esto el gobierno se tendrá que echar atrás. Y si una huelga de 24 horas no soluciona nada nuestra consigna tendría que ser la huelga indefinida, esto traería la descomposición del aparato del estado y el poder caería en las manos de nosotros, los trabajadores y la Convención Nacional Democrática Revolucionaria concentraría el poder emergente, el poder real de las masas democráticamente electas en los comités de agitación y decisión política

Al respecto existe una experiencia bastante reciente de cómo la huelga general podría dar la pauta para construir un gobierno de los trabajadores: en Bolivia fuimos testigos de una huelga general la cual puso prácticamente el poder en las manos de los trabajadores, también podemos observar la creación de organizamos de poder de trabajadores, los llamados cabildos abiertos son asambleas donde se discuten las medidas a tomar, representantes democráticamente electos y en general retoman el control general de la población.

Lo que creemos es que la mejor fecha para la realización de esta huelga es el 1 de septiembre, totalmente acorde con la propuesta de lucha de AMLO, día del sexto informe de gobierno de Fox, la cual tendría que estar acompañada de una jornada nacional de lucha en todo el país y la cual culmine con una marcha gigante frente a la cámara de diputados.

Esta huelga general animaría el ambiente para la realización de la Convención Nacional Revolucionaria del día 16 de septiembre.

Solo así, con medidas contundentes, podremos echar atrás el fraude electoral, frenar la represión en Oaxaca, que exista mayor gasto para educación y resolver miles de demandas que tiene el pueblo trabajador en sus fábricas o centros de trabajo.

Y si estas demandas no son resueltas, (durante el gobierno de Fox no nada mas no se han solucionado nuestras demandas, sino que por el contrario se han incrementado los ataques) la Convención Nacional Democrática Revolucionaria tendría que llamar a que los trabajadores se organicen en cada uno de los sectores para poder cumplir estas demandas.

Esta Convención Revolucionaria tendría que hacerse cargo de un nuevo estado, un estado de los trabajadores, se tendría que basar en representaciones democráticamente electos, con posibilidades de revocabilidad inmediata cuando los representantes no defiendan las demandas de sus bases y esta Convención tendría que hacer un llamado al ejercito para que obedezca los mandatos de esta Asamblea, así se tendría que hacer un llamado para que los trabajadores se hagan del control de las fabricas, de los bancos, con el fin de que no se sabotee la industria ni que se fugue el capital hacia el extranjero.

Después de esto se tendría que expropiar a los grandes monopolios que controlan los medios de comunicación y las grandes trasnacionales, este es la única forma de que los medios de comunicación no lancen una campaña de difamación y preparen el ambiente mediático para la represión.
Por ultimo una de las consignas más importantes es la de que se formen pequeños grupos de autodefensa en las fábricas y en los barrios para poder defender el orden y la democracia de esta asamblea en caso de que bandas de porros o ultraderechistas quieran comenzar a hacer frente a la democracia del pueblo.

Con estas medidas estaremos dando pasos firmes a una verdadera democracia en donde los trabajadores y sus aliados naturales puedan tomar estas tareas y realizarlas con pasos firmes hacia el socialismo


¡Jornada nacional de lucha y Huelga General el 1 de septiembre!
¡Por una Convención Nacional Democrática Revolucionaria el 16 de septiembre¡