Más de 200 trabajadores se concentran en los juzgados para exigir la nulidad de los despidos

El 17 de marzo se inició el juicio por los despidos de los trabajadores y dirigentes sindicales de MMC Automotriz (Mitsubishi). Ese día, en el Palacio de Justicia de Barcelona (Estado Anzoátegui), se concentraron más de 200 trabajadores provenientes de varios estados del país, en su mayoría miembros de la Unión Nacional de Trabajadores (UNETE) y del Movimiento de Trabajadores por la Salud y la Seguridad Laboral, para brindar su apoyo solidario a los trabajadores y dirigentes sindicales de Mitsubishi. Esta empresa, con la alianza y complicidad de la burocracia judicial y del Ministerio del Trabajo, han violado de manera recurrente los derechos de los trabajadores. Cabe destacar que ni el Ministerio de Trabajo ni MMC Automotriz presentaron pruebas.
Existen poderosos intereses para impedir que los dirigentes del sindicato Singetram y trabajadores claves sean readmitidos en su puesto de trabajo. La propia empresa ha utilizado todo tipo de medios para amedrentar a los trabajadores: despido injustificado de 243 trabajadores, continuo acoso a la plantilla con presencia de miembros de las fuerzas de seguridad del Estado dentro de la planta con armas y parapolicías civiles armados en los portones de la empresa amenazando de muerte a los trabajadores que pretenden ejercer su derecho de readmisión.

La quinta columna burocrática contra los trabajadores de MMC

El despido por parte de la multinacional MMC automotriz es un atropello a los derechos laborales, constitucionales y está lleno de ilegalidades que vulneran todas las normas laborales venezolanas. MMC Automotriz nunca presentó pruebas que culparan a la junta directiva de los hechos de paralización de la empresa, como daños ocasionados a las máquinas, pero el Ministerio del Trabajo se extralimita presentando las supuestas pruebas, a las cuales la empresa nunca hizo referencia.
Desgraciadamente desde entonces, la burocracia se ha puesto al servicio de la multinacional. El Ministerio del Trabajo, en vez de ponerse del lado de los trabajadores, ha amparado toda medida en nuestra contra, ha legalizado un sindicato patronal dentro de la empresa que sólo cuenta con el apoyo de 34 trabajadores. Por otra parte, Singetram sigue contando con el apoyo masivo de los trabajadores, como se demostró en las elecciones realizadas en julio de 2010. Sin embargo, desde ese día hasta marzo de 2011, la decisión oficial de que Singetram es el sindicato de MMC Automotriz permanece secuestrada en el CNE, saltándose lo establecido en la ley de procedimientos administrativos y la constitución nacional.
Tuvimos que pagar el precio del asesinato de dos compañeros de trabajo, José Marcano y Pedro Suárez. Pero no nos amedrentamos y continuamos conscientes de que nuestra lucha forma parte de la batalla  de todo el pueblo trabajador por la construcción del socialismo.


window.dataLayer = window.dataLayer || []; function gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag('js', new Date()); gtag('config', 'UA-148771171-1');