Centenares de usuarios les apoyan y llaman al gobierno a escucharles y respetar el legado de Chávez y el Plan de la Patria

Los trabajadores de la Red de Abastos Bicentenario (RABSA) volvieron a movilizarse el jueves 30 de Marzo en Caracas contra el cierre de tiendas y los despidos masivos de trabajadores que se están produciendo en la red. Con pancartas como “Somos legado de Chávez”, “Queremos trabajar”, “No al cierre”, “Ningún despido”, ”Sin control obrero no hay socialismo” y llamamientos al Presidente Maduro a que les escuche varios centenares de trabajadores de RABSA procedentes de todo el país se concentraron, convocados por los diferentes sindicatos y el consejo de delegados de prevención que hacen vida en la Red, durante varias horas en Plaza Caracas.

Una comisión formada por varios directivos sindicales, delegados de prevención y voceros hizo llegar las inquietudes y propuestas de los trabajadores al Ministerio de Trabajo. Posteriormente los trabajadores se desplazaron hasta el Ministerio de Alimentación, permaneciendo concentrados hasta la noche en exigencia de que cesen los despidos, acoso y amenazas contra los trabajadores por parte de la Presidencia de RABSA.

RABSA fue creada por el Presidente Chávez en 2009 con el objetivo de garantizar el abastecimiento de la población a precios solidarios. El comandante Chávez daba tanta importancia al rol de RABSA y sus trabajadores en la revolución que dentro del objetivo estratégico de la lucha por la soberanía alimentaria del Plan de la Patria, incluyó (punto ) la necesidad de “expandir la Red de Abastos Bicentenario”. Este objetivo se ve ahora amenazado por la decisión de cerrar 10 tiendas en una primera fase (que podría continuar con más cierres), convertir otras en tiendas por departamentos (lo que podría abrir la puerta a la tercerización y privatización parcial o total, alertan los trabajadores) y dejar en el aire el futuro de la Red tal como la concibió Chávez. Muchos trabajadores temen incluso que ésta pueda ser privatizada o cerrada.

El cierre de tiendas y despidos violan los derechos laborales, el Plan de la Patria y el legado de Chávez

“El cierre de tiendas y los despidos que se están llevando a cabo violentan los derechos de los trabajadores, el Plan de la patria y el legado de Chávez”, nos explica una trabajadora de Abastos Bicentenario de Maracaibo. “Siempre he votado por la revolución, por Chávez y ahora por Maduro. No entiendo como un gobierno que debe responder a los trabajadores y el pueblo, y que se comprometió a defender el legado de Chávez, llevar adelante el Plan de la Patria y respetar los derechos de los trabajadores, puede estar haciendo lo que está haciendo: cerrar las tiendas que abrió Chávez, despedir y amenazar trabajadores,…” explica casi llorando otra camarada trabajadora.

Un trabajador del Gran Abasto de Plaza Venezuela recuerda que hace un mes, en una concentración similar, el viceministro de la Presidencia, César Trómpiz, se comprometió en su nombre y en el del Presidente Maduro a garantizar la estabilidad laboral de los 9000 trabajadores de RABSA y escuchar las propuestas que tenían los trabajadores para mantener las tiendas abiertas, defender los empleos y mejorar el funcionamiento de la Red. “Dichas propuestas se centran en luchar contra la corrupción, investigando a los verdaderos culpables (aquellos que han tenido el poder de decisión en RABSA durante años), abrir los libros de cuentas e inventarios a la inspección de los propios trabajadores y de las comunidades y desarrollar un genuino control obrero junto a las comunidades y el poder popular”, nos explican. “Esa misma tarde (24 de Febrero) tuvimos una reunión en las que expusimos un documento fundamentando estas propuestas. Allí se planteó crear mesas de trabajo para discutir esas y otras propuestas”, informa uno de los delegados de los trabajadores participante en aquella reunión. “Lamentablemente, a los pocos días de aquella reunión, y sin que se nos haya vuelto a convocar para discutir las propuestas que presentamos siguiendo los lineamientos del socialismo, el control obrero y el poder popular que nos legó Chávez, la Presidencia de RABSA decide cerrar 10 tiendas y convertir otras en tiendas por departamentos y centros de acopio y nos encontramos con una arremetida de despidos y amenazas contra los trabajadores”.

“La decisión de cerrar tiendas”, explica otra compañera, directiva de unos de los sindicatos convocantes de la protesta, “afecta directamente a 1200 trabajadores que laboran en las 10 tiendas amenazadas de cierre pero significa un golpe a la estabilidad laboral de todos los trabajadores y al futuro de la Red. Además, se plantea revisar este plan de recortes y cierres en un año, lo que podría significar nuevos despidos”.

“A mí me han despedido por el simple hecho de dar mi opinión acerca de decisiones que estaba tomando la gerencia respecto a cómo sacar a la venta unos productos”, explica un trabajador. “A varias compañeras las han amenazado de despido por acudir a esta marcha. Están cambiando horarios arbitrariamente, violentando derechos, sometiendo a acoso laboral a trabajadores para intentar que renuncien. Un gerente dijo en nuestra tienda que quieren salir de todos los trabajadores”, denuncia un trabajador del Gran Abasto de Plaza Venezuela

abastos-3162Otra trabajadora que se identifica como militante del PSUV desde la creación del Partido por Chávez en 2007 y partidaria del proceso revolucionario desde su inicio dice: “Es muy duro ver llorar a compañeros que acudieron a pedir y apoyar la expropiación contigo en 2009, que participamos en las reuniones con el comandante Chávez y el entonces Ministro Eduardo Samán, que vivieron aquel momento de alegría y esperanza y hoy ven como su propio gobierno cierra las tiendas y les deja sin puesto de trabajo”. A la pregunta de cómo están respondiendo los trabajadores a esta situación la camarada responde: “Hemos hecho ya varias marchas y presentado propuestas al Gobierno para llevar a cabo un plan de inversiones y que se lleve a cabo un verdadero control obrero junto a las comunidades que acabe con la corrupción, como siempre nos planteó el comandante eterno. Pero parece que no quieren escucharnos” “Desde 2010”, interrumpe otro trabajador “los trabajadores venimos presentando propuestas. Fuimos nosotros quienes denunciamos muchas irregularidades que se estaban cometiendo desde el ministerio en estos últimos años, y también desde las sucesivas Presidencias designadas a dedo por el Ministro Osorio. También denunciamos el mal manejo de las inversiones que hacía que se deteriorasen las infraestructuras y maquinaria, exigimos que se reparase la red de frío o los aires acondicionados y cajas dañadas pero en lugar de reconocer eso hay una política de mentiras, acoso y amenazas contra los trabajadores por parte de la gerencia y el Ministerio. Despidos, amenazas, envío de agentes del SEBIN con el fin de amedrentar”

“Saben que los trabajadores fuimos los primeros en denunciar las irregularidades y corruptelas en la Red y que tenemos propuestas para que los trabajadores junto a los consejos comunales y usuarios ejerzamos la contraloría social”, continúa un compañero que es delegado de prevención en una tienda de la capital. “Somos una amenaza para sus marramucias y negocios, por eso quieren librarse de los trabajadores y nos calumnian, culpándonos a nosotros de los problemas de la Red cuando el poder de decisión lo han tenido la alta gerencia y los responsables del Ministerio. Intentan echarnos al pueblo encima y enfrentar a pueblo contra pueblo” “Lo que no entendemos es porque el camarada presidente Nicolás Maduro y nuestro gobierno no nos escuchan a los trabajadores y dejan que esta quinta columna siga llevando al desastre la revolución”

Apoyo de los usuarios. El gobierno debe escuchar a su base, los trabajadores y el pueblo, y no tomar medidas contra ellos

Durante los últimos días, en varias tiendas de la capital, los trabajadores han decidido dirigirse a los propios usuarios y recoger firmas en apoyo a sus demandas. Han elaborado una hoja explicativa de sus propuestas que reparten en las colas y recogen firmas contra el cierre de tiendas y los despidos. “En dos horas, sólo en el Gran Abasto de Terrazas del Ávila, recogimos 300 firmas. Al principio muchos usuarios estaban confundidos por todas las mentiras que se han dicho sobre nosotros pero, en cuanto leían y escuchaban lo que proponemos, nos apoyaban e incluso se han llevado hojas para repartir y recoger firmas en sus comunidades”, nos explica un trabajador de la tienda.

Un delegado de prevención de esta misma tienda añade: “Esto demuestra que la alternativa que defendemos los trabajadores es viable. Y que si el gobierno, en lugar de escuchar a los quinta columna y aplicar medidas capitalistas como cerrar tiendas y despedir obreros, aplicase el control obrero e invirtiese en resolver los problemas de la Red podríamos dar un golpe a la estrategia de la derecha y recuperar a mucha gente que está perdiendo la confianza en la revolución. Los trabajadores tenemos que llegar con nuestras propuestas al pueblo. Lamentablemente, aunque pedimos derecho a réplica en medios del estado donde se ha metido a los trabajadores y a la burocracia corrupta en el mismo saco, acusándonos de gorgojos, no se ha permitido que se escuche nuestra voz. Y a los medios de la contrarrevolución y los dirigentes de la MUD, obviamente, no les interesa que se oiga el punto de vista de la clase obrera ni las propuestas que tenemos para hacer la revolución dentro de la revolución”

“A ellos les interesa utilizar todo lo que se está haciendo mal por parte del gobierno, como el cierre de tiendas y los despidos en RABSA o en otras empresas públicas. Su plan es atacar todo lo que puedan a Maduro y al gobierno para llegar a Miraflores pero no quieren que se conozcan las propuestas de los trabajadores porque si llegasen al gobierno harían lo mismo o peor contra la clase obrera” añade. “Por eso estamos repartiendo volantes con nuestras propuestas y recogiendo firmas y hemos creado un Facebook para dar a conocer todo lo que está pasando: Defensores de la Red de Abastos Bicentenario”.

“Llamamos a todos los trabajadores y al pueblo a conocer nuestras opiniones y apoyarnos en esta lucha. Tenemos que conseguir que el Gobierno vuelva al legado del comandante Chávez, escuche a la clase obrera y no a la burguesía ni a los “quinta columna”. Y a todos los que estén de acuerdo en luchar porque se cumpla el Plan de la Patria y se mantenga y expanda la Red de Abastos Bicentenario, que no se dejen las zonas populares a las que hoy RABSA presta servicio en manos de las grandes superficies comerciales capitalistas, a que nos contacten en ese Facebook y se unan a la red de defensores de Abastos Bicentenario. El gobierno no puede aplicar políticas contra los trabajadores y el pueblo, si lo hace estará cavando la tumba de la revolución”.


window.dataLayer = window.dataLayer || []; function gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag('js', new Date()); gtag('config', 'UA-148771171-1');