Venezuela

No cabe duda que la manifestación revolucionaria venezolana del sábado 2 de junio, fue una lluvia majestuosa de argumentos contundentes para disuadir -por ahora- a los golpistas. Argumento revolucionario, racional, democrático y arrollador para frena