El viernes en la noche, unas quince mil personas llenas de entusiasmo se encontraron en una manifestación antiimperialista en el marco del Foro Social Mundial en Caracas, para escuchar al Presidente Hugo Chávez. El mitin abrió con el canto de La Internacional, el himno mundial de la revolución proletaria. Esta fue la primera vez que Chávez era presentado de esta manera en Venezuela y resultó muy apropiado para su discurso.

El ambiente estaba eléctrico cuando Chávez se estaba acercando al podio y miles se ponían de pie, aplaudiendo, gritando vivas y ondeando banderas y pancartas. Luego de saludar a la multitud, Chávez hizo un saludo formal a aquellos participando en el FSM así como a invitados de diferentes países, como Cindy Sheehan y la hija del Che Guevara, Aleida.

Terminadas estas formalidades, Chávez empezó su discurso con un recuento histórico de la lucha contra la dominación española en América Latina liderada por Simón Bolívar y Francisco de Miranda. Explicó cómo Miranda, que había nacido en Caracas, había luchado en las tres principales revoluciones de su tiempo: la lucha por la independencia de los EEUU, la Revolución Francesa y luego la lucha por la independencia de América Latina. La idea de estos luchadores revolucionarios era pelear por la liberación y unificación del continente.

Chávez habló del resurgimiento de los pueblos incas y citó a Tupac Katari, quien peleó contra los españoles: “Hoy muero, pero algún día volveré hecho millones”. También resaltó los nexos de sangre con África (“Al África la llevamos por dentro, África es parte de nosotros mismos, no se puede entender la América Latinocaribeña sin el África y el sacrificio del África y la grandeza del África, continente hermano, pueblo hermano.”), así como la creciente ola de lucha antiimperialista.

Señaló el crecimiento del antiimperialismo en América Latina y la nueva cooperación entre gobiernos de izquierda, lo último entre Bolivia, Cuba y Venezuela. Continuó su discurso describiendo los movimientos revolucionarios del siglo XX y los símbolos heroicos de nuestros tiempos, como el Che Guevara y Fidel Castro. También mencionó las luchas antiimperialistas en Asia y África.

“Ahora viene el siglo XXI, no viene: ha llegado el siglo XXI.”, declaró Chávez, “..., y ahora sí le cambiemos el rumbo a la historia en este siglo XXI, le cambiemos el rumbo a la historia. Yo creo, yo creo que es posible, y cada día lo siento más”

Luego de esto, Chávez lanzó un crudo ataque a Bush, Mr. Danger, quien habla de derechos humanos pero tortura a prisioneros en Guantánamo y secuestra gente a prisiones secretas de la CIA en Europa y otros lados “Mr. Danger habla de Derechos Humanos y tiene a nuestros cinco compatriotas héroes cubanos prisioneros allá del imperio, violando todas las leyes y los principios del derecho. Mr. Danger habla de los Derechos Humanos y allá en Guantánamo torturan, desaparecen gente en las cárceles secretas de la CIA en Europa y en el mundo. Describió a Bush diciendo “el terrorista más grande del mundo se llama Mr. Danger y es verdad, ese es el terrorista más grande del mundo.” Luego continuó diciendo “este imperio que hoy nosotros estamos enfrentando es el imperio más perverso, asesino, genocida, inmoral que este planeta ha conocido en 100 siglos, no hubo imperio más perverso que éste, cínico, es un imperio cínico...”, lo cual arranco aplausos entusiastas. Con esto, hizo un llamado a los distintos movimientos a unirse en contra de esta amenaza.

Continuó explicando que los imperialistas están intentando partir el continente, promoviendo las diferencias entre líderes como Lula, Kirchner y Tabaré y la “izquierda loca” de Chávez y Fidel. “Bueno, llámennos como nos llamen, pero les vamos a dar la más grande derrota a la derecha en este continente de que tengan noticias en 500 mil años.” [Aplausos]. “Venezuela más nunca será colonia de los Estados Unidos de Norteamérica, más nunca.”

“Hay razones para que estemos optimistas, hay razones, están pasando cosas que hace cinco años no ocurrían, creo incluso que dentro de los Estados Unidos se ha comenzado de nuevo a levantar un movimiento que cada día toma más fuerza, conciencia y unidad.”, dijo Chávez refiriéndose a la lucha de Cindy Sheehan contra la guerra en Irak, a quien describió como “Miss Hope” (Señora Esperanza). Chávez atacó a Bush por abandonar a los pobres a sus tormentos en la tragedia del Katrina. “Un gobierno abandonando a su suerte a millones de ciudadanos, especialmente los pobres, los negros, los latinos, ¡a todos!”

Chávez se tomó un momento para alabar al pueblo de a pie de los Estados Unidos como las víctimas del Gobierno Bush. “¡Viva el pueblo de Estados Unidos! Con ustedes contamos, compañeros, con ustedes contamos.”

Luego de esto hizo referencia a Carlos Marx y cómo es necesario salvar al mundo, incluyendo a los Estados Unidos, a través de la acción del pueblo. “Podemos salvarlo los pueblos de este mundo, y dentro de esos pueblos es imprescindible contar allí, en la fórmula salvadora del mundo, con el pueblo de Estados Unidos, con la conciencia del pueblo de Estados Unidos, con la resurrección del pueblo de Estados Unidos. Unido a los pueblos del Caribe, a los pueblos de la América Latina, a los pueblos de Asia, del África, de Europa.”

“Bueno, así que hay muchas razones para ser optimistas, ahora, comenzando el año 2006, comenzando el siglo XXI”, dijo Chávez, quien hizo referencia al fervor de la juventud y la diversidad del movimiento que se había encontrado junto en una ofensiva victoriosa contra el imperialismo. Procedió entonces a comentar cómo el imperialismo había intentado corromperlo, pero que él no había llegado a la presidencia para vender o traicionar al heroico pueblo de Venezuela. Chávez enfatizó que el imperio no es invencible, que hay que fijarse como han fallado en Irak y que esto “no implica ninguna subestimación del imperio, no, es el imperio, tiene mucho poder, pero no es infalible el imperio, ese imperio (...) Fíjense que el imperio, con todo su poder, aquí se estrelló contra la realidad, contra un pueblo (...) y en Irak también, no es que están fracasando en Irak, es que fracasaron en Irak, fracasaron en Irak; a pesar de que, de manera ciega, por no reconocer la derrota, siguen llevando al sacrificio a cientos y a miles de jóvenes estadounidenses, y además siguen masacrando allá a miles de inocentes, niños, niñas, mujeres y hombres del pueblo iraquí.”

También se refirió a los costos de las aventuras imperialistas, los miles de millones de dólares desperdiciados en gastos militares, haciendo hincapié en lo que se podría lograr si estos recursos fuesen destinados al beneficio de la gente. En este sentido, hizo referencia alo que se había logrado en Venezuela en estos años de Revolución Bolivariana. Imaginemos tan solo lo que pudiéramos alcanzar si los gobiernos de los países ricos, como los EEUU siguieran el mismo camino con todos sus conocimientos científicos. Esto podría ser usado para eliminar la pobreza, que se ubica en más de 40 millones de personas tan solo en los EEUU. “Si Cuba y Venezuela -con todas las limitaciones que tenemos- logramos en año y medio alfabetizar aquí en Venezuela a millón y medio de personas y declarar a nuestra Patria “Territorio Libre de Analfabetismo”, imagínense lo que pudiéramos hacer si los gobiernos, comenzando por el de Estados Unidos y los gobiernos de los países más poderosos de la Tierra se incorporan a una acción universal de lucha, pero verdadera, con recursos y no con migajas, y con todos los adelantos científicos y tecnológicos que tienen, a luchar contra el fenómeno terrible de la miseria: la pobreza, las enfermedades, el hambre.” Luego de esto, Chávez hizo un llamado al pueblo de los EEUU para levantarse y luchar por su libertad.

Chávez declaró que es necesario un plan de acción e hizo referencia a la frase “Socialismo o muerte”, que atribuyó a Carlos Marx y a Rosa Luxemburgo, lo cual fue aplaudido con gran entusiasmo por los asistentes. Esta idea fue tomada por el Che y Fidel en 1960. “Yo creo que cuando Carlos Marx lanzó aquella frase estaba muy claro por supuesto en lo que estaba diciendo, así como Rosa Luxemburgo; pero cuando ellos lanzaron la frase creo que pudieron haberse dado el lujo de pensar en los siglos futuros, como Bolívar también pensó en los siglos futuros”, dijo Chávez. Ellos estaban pensando en términos del futuro que se aproximaba. “Creo que ellos apreciaban un margen de maniobra en el tiempo, creo igualmente que a nosotros se nos ha estrechado el margen de maniobra y no hay mucho tiempo para nosotros; creo que a nosotros no nos está dado el pensar en los siglos futuros, creo que... esto pudiera sonar un poco dramático, pero yo creo que lo es; creo que llegamos al siglo en el cual se solucionará el dilema, un dilema recogido por científicos y pensadores.

“Creo que la frase de Carlos Marx hoy tiene más vigencia que nunca y además una vigencia dramática, casi que no hay tiempo pues: socialismo o muerte, pero muerte de verdad de la especie humana, y muerte de la vida en el planeta Tierra, porque el capitalismo está acabando con el planeta, el capitalismo está acabando con la vida en el planeta, el capitalismo está acabando con el equilibrio ecológico del planeta”, indicó Chávez. Así mismo dijo que “Desde aquí nosotros hemos levantado de nuevo la bandera del socialismo para transitar los nuevos caminos del siglo XXI, la construcción de un sólido movimiento auténticamente socialista en el planeta.”

En cuanto al modelo socialista, indicó que hace falta un “socialismo nuevo, fresco”, uno que no copie los serios errores de los modelos del siglo XX, en clara referencia a la experiencia del estalinismo. Incluso llegó a hacer un paralelismo con la era del “comunismo primitivo” antes de la Conquista y el Socialismo. Chávez terminó su discurso con las consignas “¡Socialismo o muerte! ¡Patria o muerte! ¡Venceremos!”

Fue un discurso audaz e histórico que nuevamente habla de la necesidad de derrocar el capitalismo. Es sintomático de la dirección que Chávez y la Revolución Bolivariana están tomando. Este discurso fue transmitido por TeleSur a toda América Latina y ciertamente va a alimentar la radicalización de las masas, quienes están en la búsqueda por una salida a las miserias del capitalismo.

Caracas, 28 de Enero de 2006