Una comisión de trabajadores develo que la gerencia de la EMPRESA M.C.M MANUFACTURA DE CUERO, S.A (MACUSA), tiene otra fábrica paralela, donde se presume desvían la producción, para justificar la suspensión de actividades productivas en el Ministerio del Trabajo de Barcelona y otras instituciones del estado.

El empresario Carlos Zingg y los gerentes Efraín Laguna (Gerente General), José Salazar (Gerente de Producción), y Pedro Castro (Gerente de RRII), tienen este negocio, ubicado en AV. GUZMÁN LANDER, Sector Colinas del Neverí, Barcelona, estado Anzoátegui, beneficiándose de los recursos económicos otorgados por el gobierno para desarrollar las propuestas que presentaron los trabajadores en las mesas de dialogo del Ministerio del trabajo y que tenía como objetivo mantener la productiva y estabilidad laboral de los 77 trabajadores que se encontraban en ese momento.

Por medio de ex trabajadores de Macusa que trabajan ahora para la empresa paralela, revelaron que los gerentes cuenta con maquinarias, herramientas y materia prima que pertenecen a M.C.M MANUFACTURA DE CUERO, MACUSA, S.A.

Esta situación debe ser investigada por el Ministerio Publico y al Ministerio del Trabajo; ya que puede ser un fraude laboral y judicial, ahora los gerentes argumentan supuestamente haber notificado a la Inspectoría del Trabajo “Alberto Lovera”, pero anteriormente justificaban la perdida por supuestos robos los cuales no han sido identificados.

La directiva sindical que lucha por el derecho humano al trabajo, las condiciones de vida de los trabajadores, su familia y el respeto a la constitución hace un llamado al Ministro Néstor Ovalles, para que ordene la activación del Art. 149 de la LOTTT.