El pasado 9 de julio en Barcelona, España, el colectivo Cayapa organizó un acto de solidaridad con la revolución venezolana. Este acto está incluido en la gira europea del proyecto “Revolución dentro de la revolución” compuesto por el grupo Venezolano Sontizón, muy conocido en Venezuela y que se caracteriza por transmitir en sus letras su apoyo a la revolución y por el director de cine Gabriele Muzzio. En el acto primero se proyectó el vídeo “Venezuela bolivariana: pueblo y lucha en la IV Guerra Mundial” de Gabriele Muzzio y después pudimos disfrutar de la música de Sontizón. Esta es la entrevista que le hicieron camaradas de El Militante España a Piki, cantante de Sontizón.


EM.- ¿Qué tipo de música hacéis?

P.- Hacemos música con raíces afrocaribeñas, afrovenezolanas, manejamos diferentes ritmos: la salsa, el bolero con un toque de jazz, el rap y vamos investigando todos los ritmos afro. Lo hacemos así porque somos de Venezuela y del Caribe. Somos de Caracas y la ciudad está influenciada por lo que viene del país y de afuera. Durante mucho tiempo escuchamos rock argentino, español, mejicano, nos bombardeaban pero gozábamos con ellos. La juventud se reunía para formar bandas de ska y regae imitando ritmos de fuera. Una vez viajamos a Argentina y nos preguntaron, “¿Por qué hacen eso? son venezolanos y hacen lo mismo que nosotros.” Así que dijimos “Ya vale”, hay mucha gente que utiliza la batería, si puedo utilizar las congas que están más relacionadas conmigo, ¿por qué no hacerlo?. Hacemos música sin mirar tanto hacia afuera, mirando hacia adentro. No era la costumbre.

Cuando nosotros empezamos se extrañaron, pensaron que esto no iba a tener mucha vida pero seguimos. Para poder mezclar tienes que conocer muy bien los ritmos, respetando la raíz, los tambores. No ha sido fácil porque los medios artísticos culturales están en manos de la oposición o gente sin posición que también es una posición. Los marines (norteamericanos) no distinguen, yo les digo “ponte las pilas porque van a ir contra ti, el que porque estés sin posición no significa que no te vayan a hacer algo”.

No ha sido fácil encontrar personas, músicos para integrar la banda y que estén de acuerdo con crear una banda vinculada directamente con el proceso bolivariano.


EM.- ¿Por qué creasteis una banda que apoya la revolución?

P.- Sabemos que es necesario que existan bandas que estén apoyando lo que está pasando en el país. Tenemos que relatar y ser cronistas de lo que pasa. Apoyar el proceso sin medias tintas. Apoyar los campos populares, dónde se está jugando al destino, los planes de alfabetización. En la cultura participa una marea reivindicativa. Hay más grupos a parte de nosotros. Al principio nosotros fuimos los primeros que decidimos renunciar a muchas cosas: al declararnos a favor de la revolución nos cerramos las puertas de las televisiones, teatros y toda la industria. Los medios venezolanos están controlados por cinco grupos. No me importa que me digan que no van a emitir mi música. Nos decían “¿Por qué hacen eso? se están cerrando puertas”. A nosotros nos daba igual, nuestro destino era tocar mal pagados, vagando de bar en bar, no nos importaba perder eso. Nos preguntaban, “pero ¿y si cae Chávez?” Nosotros contestábamos, “todos los que les contratan a ustedes son los que van a desaparecer, todas las ratas, golpistas y fascistas”. Pensaban “Pobrecitos están locos”.

El resultado nos da la razón, hemos tocado más que cualquier otra banda del país. Les choca que tengamos tanto éxito sin apoyo de los grandes medios, sin ser una banda normal: no tenemos una formación rockera, utilizamos congas, instrumentos de aquí y hacemos fusión.


EM.- Ante la posible perspectiva de un ataque del imperialismo para acabar con el proceso revolucionario ¿cómo crees que debería reaccionar la revolución bolivariana?

P.- La revolución no se puede quedar a medias, tiene que avanzar. Ante una agresión imperialista hay que preparar milicias armadas, depurar el aparato el estado, avanzar en esa dirección. Lo hemos pensado, si hay una agresión, ahora tenemos la música, la poesía y el vídeo como arma. Seguiremos así para fortalecer el proceso con el pueblo. Si es necesario “plomo”, si es necesario agarrar las armas lo haremos. Vamos a tratar que sea la última herramienta, como los zapatistas. Tenemos que hacer que esta “vaina” sea planetaria. Esto es el principio de la caída del imperio gringo. Vamos pegando cada día para que al final caiga.


EM.- Con los antecedentes de fraude que tiene la “oposición” venezolana ¿Crees que aceptarán el resultado que salga del revocatorio?

P.- No hay que bajar la guardia porque esos tipos son unos expertos en fraude. Hay que estar conectado con la campaña Santa Inés, las patrullas. Se está jugando mucho, a los gringos no les interesa que esto siga. Tendrán su maquinaria preparada para aplastar la revolución. Frente a esto el pueblo se está organizando. El movimiento que hubo el 12 de abril se está organizando, se tiene que organizar no sólo para utilizarlo en momentos de urgencia sino también para profundizar la revolución.


EM.- ¿Por qué habéis venido a Barcelona y en qué consiste vuestra gira por Europa?

Llamamos a este proyecto “revolución dentro de la revolución”. La idea es formar un frente latinoamericano de la revolución. Queremos conectar con diferentes organizaciones, contactar para la acción, planear acciones futuras, conectar diferentes formas de organización. Como hicimos ya en Marsella con artistas, aquí con ustedes...

Venezuela tiene un proceso para darnos fuerza y conectarnos con otros pueblos. La solución no es nosotros contra Bush, sino todos juntos. Queremos llegar a la gente que no sabe nada de lo que esta pasando en Venezuela, lo tienen que conocer. Lo que esta pasando en Venezuela inspira a todos los luchadores. Demuestra que a pesar de haber estado toda la vida luchando, ahora es posible cambiar esto. En Venezuela hay algo en construcción, hay algo que se está creando, es un proceso que comete errores se autocrítica, así va madurando y seguirá transformándose. Lo hace respetando la cultura, la onda que deberíamos seguir todos, mejorando el sistema a cada momento, creando una economía social en función del ser humano. Intentamos romper el cerco informativo y transmitir que gente como nosotros también apoyamos la revolución, no sólo la apoyan los diputados que cobran por eso. Bailamos y contribuimos a la revolución con eso. Queremos llegar a la gente que no sabe nada sobre Venezuela, organizar festivales, espacios de discusión.

Estamos organizando un centro cultural en El Valle en Caracas donde la gente hace danza, percusión, cine, vídeo, fotografía pero apoyando la revolución. Queremos ser como una embajada cultural revolucionaria, la idea es que se creen mas centros de estos. En el espacio que nos den intentamos provocar la discusión.

En la gira por Europa colabora el CONAC (Consejo Nacional de la Cultura de Venezuela). Primero contactamos con la petrolera (PDVSA, nacionalizada) pero no nos hicieron caso. Después fuimos a pedir apoyo al Conac, nos sorprendió encontrar trabas, finalmente nos apoyaron. La revolución está llegando a la cultura, poco a poco.

revolucionrusa

banneringles

Teoria Marxista

enlaceClasicos

window.dataLayer = window.dataLayer || []; function gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag('js', new Date()); gtag('config', 'G-CWV853JR04');