Pareciera que ya se decidieron a echar el resto. Voceros de la oposición han estado haciendo llamados a la violencia y al desorden, bajo ese disfraz de “desobediencia civil”. Desde el viernes han activado un plan finamente calculado para generar el mayor caos posible. Han recurrido a sus pandillas de fascistas, compuestas principalmente por las policías que controlan, los grupos que de ultra izquierdistas terminaron de degenerar en grupos de choque fascistas y, por supuesto, esa pequeña burguesía que mandaron desde hace años a armarse hasta los dientes.

A pesar de ser pocos, han colocado sus barricadas y piquetes en puntos clave donde garantizan la mayor perturbación al tráfico caraqueño. Es claramente un plan orquestado y no acciones espontáneas como algunos quieren afirmar, incluso desde el Gobierno. En algunos casos la Guardia Nacional, Policía Militar, DISIP y las policías de Libertador y Sucre han salido a hacerles frente a estos facinerosos, pero el pueblo organizado también les ha salido al paso para contrarrestar sus acciones.

El viernes en la noche

Luego de los destrozos que causaron a su paso, los reaccionarios de la marcha contrarrevolucionaria del viernes 27 se retiraron a sus posiciones para reforzar los trancazos. Ya algunos los habían iniciado en la tarde, como siempre con la ayuda de las policías locales. En todos los casos se trataba de grupos pequeños, que en muchos casos habían iniciado los trancazos atravesando en la vía sus lujosas camionetas o motos de alta cilindrada, como podemos apreciarlos en las fotos de N. Heredia que puso a disposición Aporrea. Luego reforzaron estos piquetes con cauchos y basura quemada, vidrios rotos y objetos filosos que evitaran la circulación por la zona. En algunas zonas, como Bello Monte y los alrededores del CC El Recreo, estos grupejos se dedicaron a violentar negocios de autopartes y usar, por ejemplo, parabrisas de carro atravesados en la calle.

No sólo entorpecieron la normal circulación para los habitantes de las zonas clase media y alta, sino también al personal que trabaja en estas zonas. En los autobuses y camionetas por puesto el sentimiento de rabia era generalizado contra estas pandillas reaccionarias. Un señor en uno de estos autobuses comentaba “Como se nota que no tienen que trabajar o no tienen que regresar a casa luego de haberse pasado el día partiéndose el lomo en el trabajo”. Esta escena se repitió en muchas zonas de la ciudad, donde incluso gente de la pequeña burguesía estaba claramente molesta con las acciones violentas de sus vecinos.

Según nos cuenta el camarada Ronald Marrero, el viernes en la noche la batalla por Coche y El Valle estuvo fuerte. Bandas armadas de AD y BR salieron a atacar y causar destrozos, pero los habitantes de la zona les salieron al paso. Ya se sabía de antes que uno de los objetivos de estos grupos contrarrevolucionarios era atacar las radios comunitarias. La orden la habían dado Enrique Mendoza y Andrés Velásquez a través de los medios de comunicación privados. Los camaradas de la Radio Comunitaria Alí Primera ya se habían preparado para esto y habían tomado las medidas necesarias.

Pero el ataque fue dirigido esta vez a Radio Perola, que funciona por la zona de Caricuao. Estos compañeros fueron atacados con armas de fuego, pero recibieron la solidaridad del movimiento popular de Caricuao que emprendieron la búsqueda de los facinerosos y brindaron su protección a los comunicadores populares. Por supuesto la PM estuvo a la orden para “ayudar” y, en su afán de “proteger”, decidieron llevarse detenidos a Carlos Calles y otros operadores de esta radio comunitaria. Y los estuvieron “protegiendo” por varias horas hasta que por fin los soltaron. Lamentablemente no hemos podido comunicarnos con estos compañeros para conocer mayores detalles y estamos a la espera de un reporte completo que hará el camarada Marrero. Por los momentos, sabemos que esta situación de tensión y enfrentamiento a las bandas de choque de la reacción se prolongó toda la noche.

Continuaron el sábado

El sábado 28 los trancazos continuaron, por supuesto en las zonas de clase media de Caracas. A pesar del escaso volumen de carros que circulaba por la ciudad, el cuidadoso plan de estos grupos produjo el mayor impacto al trancar vías importantes en los puntos que más daño hacían. Estas acciones se unían a los destrozos y escombros que habían dejado la noche anterior en importantes vías como la Autopista Francisco Fajardo y la Av. Libertador.

Los piquetes en todas las zonas incluían la quema de cauchos. En algunos casos se ha denunciado que estos cauchos fueron facilitados por agentes de las policías locales de Baruta y Chacao y los siempre presentes PM. En El Cafetal, a la altura de Santa Marta, el diputado Alfonso Marquina (AD) coordinaba las milicias adecas en los desórdenes de la zona, como lo denuncia un habitante de la zona en
Aporrea. En la Plaza Diego Ibarra, la plaza donde se encuentra la sede de la Alcaldía de Baruta, los revoltosos presentes se dedicaron a agredir a los transeúntes y conductores que no simpatizaban con su “lucha por la democracia”. Todo, por supuesto, bajo la protección y complicidad de los policías de Baruta. En La Urbina, con toda la intención de generar caos y terror entre la clase media de la zona, estos grupos que se habían armado hasta los dientes y comprado cuanta latica de atún se les atravesaba en el mercado, gritaban que los cerros estaban bajando para atacarlos y que tenían que prepararse. Pero no bajaron… por ahora. Como lo informa Celeste Nova, los desórdenes también se llevaron a cabo en El Marques y, por supuesto, en el Distribuidor de Altamira. En San Antonio de los Altos, estos pequeños grupos también se dedicaron a fomentar desórdenes

La página web de Radio Nacional de Venezuela informa que al menos
dos personas perdieron la vida la noche del sábado para domingo en sitios donde se realizaban estos trancazos. Una mujer fue asesinada de un balazo cuando reclamaba a estos “piqueteros” burgueses, mientras la otra fallecida murió por una bala disparada por un conductor que se trataba de defender de las agresiones que sufría de un grupo de “tranquistas” a los que había reclamado el cierre de circulación.

Pueden ver algunos detalles de los desórdenes en ciertas zonas de la capital en la página de los camaradas de
Aporrea.

El domingo: Atacar la marea roja

La diputada Iris Varela (MVR)
presentó en VTV grabaciones de conversaciones del terrorista batistero y agente de la CIA Ricardo Koesling donde éste coordina ataques contra la enorme marcha que nuevamente sabían que iba a inundar la ciudad (Ya publicaremos un informe de esta nueva y maravillosa movilización popular. Mientras tanto les damos este link de RNV). Ya se sabía de antes que esto iba a suceder y el mismo movimiento popular se estaba preparando para ello. Por su parte, los cuerpos de seguridad del Estado, especialmente los componentes del Comando de Seguridad Urbana, tomaron puntos importantes de la ciudad ante estas amenazas. Sin embargo, en muchos sitios de la ciudad por donde pasaron los distintos ríos humanos que se dieron cita en la Autopista Francisco Fajardo a nivel del Jardín Botánico hubo ataques y agresiones por parte de las bandas armadas fascistas de la oposición. Entre las zonas en las que se dieron estos ataques está El Bosque y sus alrededores. Desde los edificios de esta zona dispararon contra una de las marchas, según nos informó un simpatizante que reside en esa zona.

En la zona de Bello Monte, de nuevo cerca de la sede de la Alcaldía de Baruta, las
hordas fascistas que se encontraban en la zona atacaron otro de los ríos rojos. Igualmente sucedió cuando grupos opositores, aprovechándose de uno de los fallecidos del día vieres 27 (por cierto alcanzado por balas de revolver, que no es el arma de reglamento de la GN pero sí de la PM. Detalles, que les dicen…) paseaban el muerto y se acercaron a uno de estas marchas rojas y pretendieron agredir a los marchistas.

Pero estas “escaramuzas” no eran el principal proyecto de la contrarrevolución. Por el contrario, lo que querían era intentar un enfrentamiento frontal con las marchas chavistas usando a sus grupos de choques muy bien armados, para luego montar otra campaña mediática acusando al Gobierno de los muertos que ellos mismos causan. La vanguardia de esta acción iban a ser grupos reunidos en la Plaza Altamira y que iban a avanzar por la Autopista Francisco Fajardo hasta alcanzar a esa gran masa. Pero la GN les impidió el paso al entender las intenciones de estos grupos vandálicos. Por varias horas se han producido enfrentamientos, en donde la GN ha sido atacada repetidamente no sólo con piedras y botellas, como incluso reconocía una periodista que narraba en vivo las acciones para el canal Televen, sino que hubo disparos que venían desde varios puntos. Por lo que nos informa el sitio de
RNV, hubo disparos desde la Plaza como también desde los edificios aledaños. Los efectivos de la GN presentes tuvieron que permanecer en el piso mientras otros efectivos les facilitaban escudos metálicos para protegerse de estos ultrosos. Se ha informado de al menos dos heridos en estas acciones. Los medios privados, especialmente Globovisión, han tratado de informar del hecho inculpando a la GN o a “oficialistas” de los heridos. Sin embargo, los heridos se encontraban detrás del grupo de la GN, siendo víctimas de estas bandas armadas que disparaban desde los edificios y la Plaza. La DIM ha logrado capturar a algunos hombres armados que se encontraban en Altamira, miembros de estas milicias contrarrevolucionarias que ha estado utilizando la oposición especialmente en estos últimos días. RNV ha puesto a disposición una galería de fotos de estos enfrentamientos en Altamira, los cuales aún continuaban cuando empezamos a escribir este artículo. Ante los problemas que está presentando la página de los camaradas de Aporrea, RNV ha puesto a disposición una página con noticias actualizadas de lo que está sucediendo en la capital.

A lo largo del día diversos dirigentes de la oposición han estado llamando a la insurrección por los medios privados, como ya lo habían hecho antes Enrique Mendoza y otros. Esta tarde hizo lo suyo
Pablo Medina, llamando a mantener los piquetes en la ciudad y a atacar a la GN, además de sentenciar que “Esto no tendrá otro destino sino la salida de Chávez, lo vamos a sacar con la fuerza del pueblo, pero la Fuerza Armada tiene que decirle: ¡Contémonos! Eso es lo que tiene que ver la Fuerza Armada.” Habrá que ver que pueblo llamará este traidor mercenario, pues el pueblo es el que ha estado y luchando contra estos ataques de los lacayos del imperialismo y sus bandas armadas.

En distintos sitios de la ciudad se están reeditando los trancazos y destrozos a las vías. En algunos lugares, los cuerpos de seguridad del Estado han enfrentado a estos saboteadores, pero en otros siguen actuando impunemente. Un ejemplo de ello es la zona de Santa Fe. Han trancado la autopista a nivel del Distribuidor de Santa Fe, bajo la protección de la PM y PoliBaruta, con efectivos fuertemente armados. Igualmente lo han hecho en la zona de los Altos Mirandinos, con la protección de efectivos de PoliMiranda.

Si hay algo evidente en todo este accionar es la desesperación de la contrarrevolución al haberse llevado a un callejón sin salida. Si retroceden nuevamente con la evidente derrota del tan mentado Reafirmazo seguirán perdiendo base y cada vez les costará movilizar a su base. Puede que estas acciones iniciadas el fin de semana no sean la insurgencia definitiva, pero si acciones dirigidas a presentar como que el Gobierno no tiene control del país porque ha “atropellado los derechos democráticos” de un sector. Así, lo que pretenden es que el imperialismo estadounidense invoque la carta democrática y, como lo ha declarado el ultraderechista politólogo Aníbal Romero (por cierto, otra de las “joyas” de la USB), forme una coalición con los “países más decididos” para traer a Venezuela una solución como la del caso iraquí.

Por eso, como hemos insistido tantas veces, a estos sectores que están fomentando disturbios no los vamos a hacer entrar en razón. La burguesía peleará hasta el final para defender sus privilegios, que han visto amenazados por las reformas llevadas a cabo por el Gobierno del Presidente Chávez. Esos no son sectores que van a renunciar a sus intereses de clase sino que continuarán usando la vía violenta. Como se saben minoría, han sabido planificar adecuadamente estas acciones para generar el máximo de caos en la ciudad.

La vanguardia del movimiento popular y obrero debe defender las ideas del marxismo revolucionario y hacer ver que por la vía “democrática” burguesa, es decir, por el capitalismo, no hay posibilidad de alcanzar la estabilidad. Esto lo entendieron bien los camaradas Lenin y Trotsky en sus análisis de la Revolución de Febrero de 1917. Y lo entendieron también el pueblo y los obreros rusos cuando se enfrentaron en la guerra civil, que vino posterior a la gloriosa Revolución de Octubre, a los ejércitos imperialistas extranjeros fueron a “ayudar” a la burguesía rusa. Retroceder y dar concesiones a la contrarrevolución sólo nos puede conducir a la derrota y al baño de sangre que significará que ellos tomen el poder.

Por suerte ya hay sectores que empiezan a entender algunas de nuestras propuestas, en particular en lo que se refiere a la necesidad de la creación de Comités de Defensa de la Revolución que enfrenten a los grupos de ataque de la contrarrevolución, entre otras cosas. Y empezarán a actuar pronto contra estos facinerosos que están creando desordenes por la ciudad.

window.dataLayer = window.dataLayer || []; function gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag('js', new Date()); gtag('config', 'UA-148771171-1');