Es lamentable para el sindicalismo mundial que en Colombia por ejemplo: desde el gobierno del Doctor Cesar Gaviria (Secretario General de la OEA actualmente) pasando por los gobiernos de Ernesto Samper, Andrés Pastrana y el actual del Doctor Álvaro Uribe Vélez se haya asesinado a más de 2.000 sindicalistas y la impunidad es del 100%. Hoy hay nuevas técnicas de represión por los paramilitares y el gobierno así como la guerrilla violándose una vez más el Derecho Internacional Humanitario-DIH, se dan las figuras de confinamiento a las poblaciones, las amenazas se hacen extensivas a la familia de dirigentes, sólo mostraremos dos ejemplos; Rodolfo Vecino dirigente Nacional de la USO y Domingo Tovar Arrieta Director del Departamento de Derechos Humanos de la CUT y quien ha sido constantemente amenazado y su familia , luego que regreso de una gira por Europa donde denunció la real situación de violación a los Derechos Humanos en Colombia.

En toda esta negra situación para los sindicalistas colombianos, se evidencia la incapacidad histórica del Estado para garantizar el pleno ejercicio de los derechos y libertad sindical.

El presidente Alvaro Uribe se ha ensañado contra el Sindicalismo y los Defensores de Derechos Humanos, de un lado viola tratados y convenciones colectivas, penaliza y criminaliza la protesta social, de otro estigmatiza acusando de terroristas a los defensores de derechos humanos; pero que paradoja que legaliza el paramilitarismo en su afán de mostrar resultados en negociación.

A la fecha son siete (7) los sindicalistas este año, siendo el último sindicalista asesinado el compañero educador Ernesto Rincón Cardenas afiliado a SINDIMAESTROS en Boyacá, esto sucedió el 27 de febrero; de igual forma se plasman atentados contra sindicalistas como es el caso de Oscar Figueroa responsable de la Secretaria de Derechos Humanos de SINTRAEMCALI; el pasado 26 de febrero o la situación del sindicato de Conductores de Taxi de la ciudad de Cartagena en donde han asesinado a cuatro (4) miembros, o la situación de los educadores y trabajadores de la salud siendo estos los sectores más golpeados.

Tomado de Argenpress

window.dataLayer = window.dataLayer || []; function gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag('js', new Date()); gtag('config', 'UA-148771171-1');